El rol del ejercicio para prevenir y tratar el cáncer

By 18/03/2020 Cáncer
El rol del ejercicio para prevenir y tratar el cáncer

Kathryn Schmitz PhD, MPH, profesora de salud pública especializada en cáncer en el Penn State Cancer Institute, Hershey, Pennsylvania, informa que los lazos entre el ejercicio y el cáncer es muy importante.

Nuevas pautas recomiendan a los médicos que “prescriban” ejercicio para reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer y mejorar los resultados del tratamiento y la calidad de vida de las personas con la enfermedad.

La práctica actual de oncología está “fallando a aquellos diagnosticados con cáncer” con respecto a la prescripción de ejercicio. Las indicaciones de ejercicio ahora deberían ser un cuidado estándar para todos los pacientes oncológicos apropiados y la actividad física “debería convertirse en un signo vital, similar a la presión arterial”, registrada en cada visita del paciente. La mayoría de las personas que viven con y más allá del cáncer no realizan actividad física regularmente.

El ejercicio puede contribuir a la prevención del cáncer de vejiga, mama, colon, esófago, riñón, estómago y útero.

¿Cuanto ejercicio?

Recientemente, un grupo de investigadores compuestos por el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM), la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) y la coalición global de 40 líderes de otras 15 organizaciones, recomiendan que las personas con cáncer hagan 30 minutos de actividad aeróbica moderada 3 veces a la semana y entrenamiento de fuerza como pesas de 2 a 3 veces por semana. En términos de prevención del cáncer, las pautas recomendadas de actividad física general son al menos 150 minutos de ejercicio moderado o 75 minutos de ejercicio vigoroso a la semana. “cuanto más ejercicio se practique, mejor, en función de lo que sabemos de la evidencia”.

¿Por qué funciona el ejercicio?

Los efectos del ejercicio son las de reducir la inflamación, ayudar a regular el azúcar en la sangre y las hormonas sexuales, mejorar el metabolismo y la función inmune.

“Dependiendo del cáncer específico, uno o más de esos mecanismos pueden ser más importantes que los demás”. “Por lo tanto, para el cáncer de seno, los beneficios del ejercicio realmente se deben al impacto en las hormonas sexuales”.”También puede afectar el desarrollo o el riesgo de cáncer al reducir la obesidad, un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer”

Sin embargo, las razones exactas por las cuales el ejercicio afecta ciertos tipos de cáncer de diferentes maneras aún necesitan investigación adicional.

Las recomendaciones actuales varían un poco según el historial personal. Pero, “en este momento, no hay un ejercicio” mejor “ – cualquier actividad que te ponga en movimiento y activo es bueno”.


Redactado de contenido originalmente publicado por Healthline. 
Referencias:
https://journals.lww.com/acsm-msse/FullText/2019/11000/Exercise_Guidelines_for_Cancer_Survivors_.23.aspx
https://acsjournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.3322/caac.21579
https://journals.lww.com/acsm-msse/Fulltext/2019/11000/American_College_of_Sports_Medicine_Roundtable.24.aspx